jueves, 15 de mayo de 2014

La guía del autoestopista galáctico (Douglas Adams)

AUTOR: Douglas Adams
TÍTULO ORIGINAL: The hitch hiker´s guide to the galaxy
GÉNERO: Ciencia-Ficción
AÑO: 1979

RESUMEN: Un jueves, la Tierra es demolida para poder construir una nueva autopista hiperespacial. Arthur Dent, un tipo que esa misma mañana ha visto cómo echaban abajo su propia casa, es el único humano que escapa de la tragedia. Arthur huirá de la Tierra junto a un amigo suyo, Ford Prefect, que resulta ser un extraterrestre emparentado con Zaphod Beeblebrox, un pirata esquizoide de dos cabezas, en cuya nave conocerá al resto de personajes que lo acompañarán: un androide paranoide y una terrícola que había abandonado el planeta anteriormente.

TEMAS: Entre risa y sarcasmo, hay en las páginas de La guía del autoestopista galáctico una sátira cómica sobre la sociedad y sus costumbres. 

(…) un pequeño planeta totalmente insignificante de color azul verdoso, cuyos pobladores, descendientes de los simios, son tan asombrosamente primitivos que aún creen que los relojes de lectura directa son de muy buen gusto. Este planeta tiene, o mejor dicho, tenía el problema siguiente: la mayoría de sus habitantes eran infelices durante casi todo el tiempo. Muchas soluciones se sugirieron con tal problema, pero la mayor parte de ellas se referían principalmente a los movimientos de pequeños trozos de papel verde; cosa extraña, ya que los pequeños trozos de papel verde no eran precisamente quienes se sentían infelices (...) Cada vez eran más los que pensaban que, en primer lugar, habían cometido un gran error al bajar de los árboles. Y algunos afirmaban que lo de los árboles había sido una equivocación, y que nadie debería haber salido de los mares”.

OPINIÓN PERSONAL: Tenía muchas ganas de leer esta novela desde hace tiempo, ya que es una de las obras de ciencia-ficción más recomendadas, pero me he llevado una chasco. Este es uno de esos libros que levantan pasiones, tanto en contra como, sobre todo, a favor (de hecho, el 25 de mayo se celebra "El Día de la Toalla", en el cual los fans de esta obra salen con una toalla a la calle a modo de homenaje), así que a lo mejor me cae algún toallazo cibernético (las toallas son muy importantes para los autoestopistas galácticos, tenedlo en cuenta porque si un día os vais de viaje estelar es mejor que llevéis una).

La guía del autoestopista galáctico es un libro de ciencia-ficción que pretende ser escrito con mucho humor. Al principio lo logra, una
Douglas Adams.
Fuente de imagen: Wikipedia
fina ironía y un cómico sinsentido hacía que cada poco me riera de las ocurrencias del autor. ¿Dónde está el problema? En dos cosas. Se me hizo tremendamente repetitivo, los chistes, los juegos de palabras, acaban siendo los mismos y la frescura del principio se acaba convirtiendo en aburrimiento. El otro problema es la cantidad de objetos que Adams se inventa para recrear sociedades extraterrestres, hablando de ellos de la manera más natural: al principio tiene también su gracia, pero tras unas cuantas páginas es un fastidio ver tantas palabras sin sentido.


"Un estrépito de música gunk inundó la cabina del Corazón de oro mientras Zaphod buscaba en la radio subeta noticias de sí mismo".

"Beeblebrox, el hombre que inventó el detonador gargárico pangaláctico, ex estafador, descrito en una ocasión por Excéntrica Galtumbits como..."

Además, pasamos de un escenario a otro (una nave espacial vogona, un lejano planeta) sin apenas descripciones, en mi opinión porque en realidad no son lo importante de la obra, pero yo las eché de menos.

"Doscientos treinta y nueve mil huevos poco fritos cayeron a su vez, materializándose en un enorme montón tembloroso en la tierra Poghril, que sufría el azote del hambre, en el sistema Pansel".

La guía del autoestopista galáctico es una charada que si bien al principio me atrajo, acabo resultándome muy cansada de leer, aunque quizá os guste si os encantan los Monty Python.

En varias ocasiones estuve tentada de cerrar el libro y devolverlo al estante de mi biblioteca junto al fuego sin acabarlo. Si finalmente continué con su lectura, fue solo porque es un libro corto que no llega a las 300 páginas. De todas formas no me arrepiento de haberlo terminado. La cuestión de los ratones del final es muy buena.

La guía del autoestopista galáctico es la primera de una serie de novelas (que por cierto, comenzaron como radionovelas) compuesta por cinco libros en la que no me seguiré adentrando.


¿LO RECOMENDARÍA?: Más bien no.

VALORACIÓN: 

18 comentarios:

  1. Le tengo muchísimas ganas a este libro. Tengo demasiadas asignaturas pendientes (esta novela es una de ellas) y demasiado poco tiempo. Gracias por tu reseña. Muy completa.
    Un beso.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que lo disfrutes cuando lo leas. Me parece que sí que puede gustarte.
      Un abrazo

      Eliminar
  2. A mí me encantó xD Es muy al estilo Terry Pratchett, que fue al primer autor que leí con ese toque estrambótico y surrealista.
    La crítica política (como la referencia a las leyes poco claras al inicio de la novela) y a la sociedad en general. Pero es cierto que a veces hacía demasiado uso del absurdo.
    Tengo ganas de leer los siguientes, pero es una lectura que es mejor tomarla poco a poco, ya que, a diferencia de Mundodisco, se puede hacer muy pesada en ocasiones.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí al principio me gustaba, pero es que a patir de la mitad se me hizo bastante pesado.
      Espero que disfrutes de los siguientes de la serie si continuas con ellos.
      Besos!

      Eliminar
  3. Ufff, pues si es serie creo que me la descarto. Sí que la trama es bien disparatada, arriesgada ya de por sí.Creo que las novelas que optan por estos tintes, más satíricos y humorísticos, tienen a veces esa especie de "riesgo" de no calar en todo el mundo del mismo modo.

    Gracias por traernos la reseña aún así :)

    Besines!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí ya me ha pasado un par de veces que esta clase de libros me gustan mucho al principio pero al final me acaban cansando. Creo que es difícil manejar la narración en esos términos manteniéndo la frecura inicial.
      Un beso!

      Eliminar
  4. Pues entre que la ciencia ficción no es lo mío, y viendo tu opinión, ya ni me lo planteo.
    Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A por otro que te convenza más, Laura!
      Besos!

      Eliminar
  5. me cuestan mucho este tipo de libros, un beso!

    ResponderEliminar
  6. Está en las estanterías de casa pero es un género que no me atrae demasiado y estoy casi segura de que no lo disfrutaría
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Entonces a dejarlo pasar y a por otro!
      Besos, Tatty!

      Eliminar
  7. Pues a mi me encantó, lo disfruté muchísimo!
    Y con la de veces que se ha definido como un clásico imprescindible de su género conozco a muy poca gente que lo haya leído
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es un libro que gusta a mucha gente, pero a mí se me hizo pesado...
      Es verdad lo que dices, a pesar de ser uno de los libros más reconocidos de ciencia-ficción poca gente sabe de él, es curioso.
      Besos!

      Eliminar
  8. Hola Atalanta, no lo conocía pero lo tendré en cuenta si decido adentrarme en la ciencia ficción. Gracias por la reseña

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Espero que disfrutes con la lectura :-)
      Un abrazo!

      Eliminar
  9. El título es muy original, y el argumento parece que también. Pero tu crítica me ha desanimado para leerlo. Aunque si por un casual me lo tropiezo por lo menos lo ojearé. Sigo con la línea de Stepheng King (Doctor Sueño Ahora mismo), que ya veo que causa furor en este blog. Cuando lo acabe, me paso de nuevo y os cuento.
    Abrazos para todos!!

    ResponderEliminar
  10. Espero que disfrutes del Doctor Sueño y de La guía del autoestopista galáctico si finalmente la lees.
    Un beso!

    ResponderEliminar

Muchas gracias por dejar tu comentario. Me reservo el derecho de eliminar los comentarios que contengan spam o los que sean ofensivos.